Utilizamos cookies para optimizar nuestro sitio web y nuestro servicio. Leer más Aceptar

Inicio > Noticias > Mujeres migrantes de Campo Arañuelo muestran su realidad y exponen sus demandas al Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata.
Dic
13
2021
El pasado 3 de diciembre, en la Casa de Cultura, nos reunimos para presentar el corto “La cocina de Sara”, contando con la presencia de representación del Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata.
Mujeres migrantes de Campo Arañuelo muestran su realidad y exponen sus demandas al Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata.
Fundación MUJERES – Delegación de Extremadura

El pasado 3 de diciembre, en la Casa de Cultura de Navalmoral de la Mata, una treintena de mujeres migrantes se reunieron con la Raquel Medina, Alcaldesa de Navalmoral de Mata, y Patricia González-Mohíno, Concejala de Política Social y Educación. La mayoría de las mujeres eran de Navalmoral de la Mata, pero también había representación de Talayuela. 

 

La intención era mostrar el cortometraje que han elaborado un grupo de mujeres participantes en la escuela mencionada y, titulado, “La cocina de Sara”. Con el mismo, quieren visibilizar su realidad, como forma de romper tópicos y acercarse al conjunto de la ciudadanía de la zona. Además, se mostró la exposición fotográfica “Mujeres en acción: todo lo que necesitamos”, que también recoge las demandas de mujeres migrantes de la zona. 

 

Además, aprovecharon la posibilidad para expresar sus problemas y demandas, partiendo de una realidad innegable: Son y se consideran ciudadanas de su municipio. Llevan décadas viviendo en el Estado español y sus hijos e hijas crecieron aquí, por tanto, volver a su país de origen no es una opción. Sin embargo, tienen dificultades para aprender español, ya que no hay clases estables que les permitan avanzar; sin el idioma todo se dificulta, desde ir al médico a buscar trabajo. Otros problemas son las dificultades para el transporte; la segmentación del mercado laboral que reduce sus opciones a trabajar en el campo; la doble jornada y las dificultades para conciliar. A esto se suman las propias dificultades económicas para cubrir las necesidades familiares, incluso las más básicas. 

 

Por su parte, la alcaldesa afirmó que era consciente de que son ciudadanas del municipio, en igualdad de derechos que el conjunto de la ciudadanía. Se comprometió a buscar apoyo para garantizar, al menos, la estabilidad en las clases de español. Para ello comunicará la necesidad a la Diputada de Políticas Sociales, Igualdad, Participación y Atención a la Ciudadanía, Amelia Molero Fragoso, contando también con Fundación Mujeres.  

 

Como decíamos, este acto es parte de un proceso que comenzó en 2018, con el proyecto Visiones desde la Igualdad de Género y la Interculturalidad en el Noreste de Cáceres, con el apoyo de Diputación de Cáceres. En la edición de este año, se contemplaba una actividad que permitiera el intercambio entre ciudadanía, tal y como ha ocurrido. Por otra parte, este año pudimos implementar la Escuela de Derechos Humanos de las Mujeres Migrantes, gracias al proyecto Vecinas y diversas: convivencia e interculturalidad en el norte de Extremadura para cuya realización hemos contado con la colaboración de Fundación “la Caixa”