Utilizamos cookies para optimizar nuestro sitio web y nuestro servicio. Leer más Aceptar

Inicio > Noticias > Más de 300 personas participan en actividades por la igualdad de género en Uganda
Sep
07
2022
Las competiciones deportivas ayudan a concienciar sobre las desigualdades de género entre la población masculina
Más de 300 personas participan en actividades por la igualdad de género en Uganda
Delegación de Andalucía

El pasado 31 de agosto más de 300 personas, entre las que había unos 250 hombres, se reunieron en Budondo (Jinja, Uganda) para participar en una segunda actividad de sensibilización por la igualdad de género, que incluyó un nuevo partido de fútbol y otras competiciones deportivas. Estas actividades, que mayoritariamente reúnen a un público masculino, tienen como objetivo involucrar a los participantes como aliados en la lucha por la igualdad de género, y concretamente esta vez en la lucha contra la violencia hacia las mujeres. 

Esta actividad forma parte del proyecto “Promoción del desarrollo socioeconómico en contexto Covid-19 de las mujeres rurales en el distrito de Jinja, Uganda, Fase II” ejecutado por WIPE-Uganda en colaboración con Fundación Mujeres y financiado por el Ayuntamiento de Córdoba.

En esta ocasión, para motivar a la comunidad y llegar así a más personas, WIPE, la socia local, organizó también algunas actividades lúdicas antes del partido, como una carrera de sacos y un concurso de llenado de botellas, entre otras. El objetivo de las mismas era trabajar con los hombres de las comunidades de intervención, charlar con ellos a través de mensajes positivos sobre igualdad de género y sobre su rol para erradicar la violencia de género. La estrategia surtió efecto pues en el campo de fútbol no cabía ni un alfiler más y la asistencia ya duplicaba a la de la primera sesión. “He venido tras escuchar la música y los gritos de la gente, acabo de apuntarme para la siguiente competición” decía James, un joven de 20 años vecino de la comunidad. Las competiciones aceptaban tres categorías distintas: niños/as, hombres y mujeres.

Entre las personas asistentes se encontraba Agnes, una beneficiaria del proyecto, y su hijo Waiswa, quien estuvo participando directamente en las actividades. Así Waiswa, con la cara cubierta de agua, corría por segunda vez los 20 metros para llenar una botella vacía y ganar la competición de llenado de botellas. Aunque lo menos importante era quién ganaba, la gente no podía estar más emocionada. Priscilla, técnica de WIPE, y un maestro de ceremonias profesional, relataban toda la sesión a través de sus micrófonos y lanzaban mensajes de sensibilización. “Acaba de terminar la segunda competición, no faltéis a la siguiente. Venid a animar a vuestro equipo y así estaréis también contribuyendo a luchar contra la violencia de género”.

A las 17 horas en punto, llegaba el turno de los jugadores de fútbol. Una árbitra daba el disparo de salida al partido, que se alargó una hora y media. Mientras los jugadores lo daban todo en el campo, Priscilla y su compañero retransmitían las mejores jugadas y aprovechaban para actuar con sus voces, fingiendo ser una mujer víctima de violencia de género y su abusador. 

La valoración de este tipo de actividades siempre es muy positiva por parte de los asistentes, contribuyendo de esta forma a que los hombres entiendan los mensajes y se sientan parte de la lucha por la igualdad de género en el país. “Me voy a casa muy contento, mi equipo ha ganado y además me llevo esta pegatina sobre violencia de género, las reflexiones que hemos hecho hoy han sido muy interesantes. Ahora entiendo algo mejor el punto de vista de mi mujer cuando charlamos sobre el poder del hombre en casa”, concluyó Mulwanyi, uno de los participantes.