Inicio > Noticias > Las mujeres y hombres de El Viejo reflexionan sobre aspectos positivos que tienen en sus vidas la formación y el acompañamiento emocional
Ago
24
2017
Espacios formativos sobre salud sexual y reproductiva
Las mujeres y hombres de El Viejo reflexionan sobre aspectos positivos que tienen en sus vidas la formación y el acompañamiento emocional
Fundación Mujeres - Delegación Galicia
Las actividades formativas promovidas desde el proyecto, con enfoque transversal de género y derechos humanos, están dirigidas al cuidado y mejora de la salud sexual y salud reproductiva de los grupos meta

En el marco del proyecto “Prevención de la Violencia de Género y mejora de la Salud Sexual y Reproductiva de las mujeres en 10 comunidades de El Viejo, Chinandega (Nicaragua) Fase 2”, cofinanciado por la Xunta de Galicia y ejecutado por APADEIM y Fundación Mujeres, se están afianzando los espacios formativos y talleres como un medio establecer relaciones positivas entre los grupos de mujeres y hombres.

 
Desde las acciones de formación las personas participantes en las sesiones están realizando un proceso de reflexión vivencial para aprender, y desaprender, de forma dinámica, lúdica y participativa aquellos comportamientos que transgreden el bienestar emocional y de salud en las personas, siendo un factor indispensable para ello, el intercambio de experiencias entre participantes. Esto le da un carácter cuasi terapéutico a estos espacios formativos, aspecto que está siendo exaltado de forma positiva por las y los integrantes de los grupos metas:
 
 “yo siento que estos talleres no solo son aprender, sino también para compartir lo que cada uno piensa, yo por ejemplo cuando vengo, sé que aquí entre nosotros hay un espacio y algo que es muy nuestro, eso hace que uno se motiva aún más por asistir a estas charlas” (hombre participante del taller SSSR)
 
Las mujeres expresan que estos espacios, les permite hablar sobre sus vivencias, sobre las formas de relacionarse con un enfoque de derecho, en donde ellas son vistas como sujetas, donde han logrado hablar de sus emociones, sus sentimientos, vivencias y han recibido consejos de las otras mujeres. Para algunas ha sido un espacio de desahogo, han llorado, aprendido y reído, desde el encuentro entre mujeres, reflexionando sobre situaciones y condiciones comunes que afectan a sus vidas:
 
“ Yo pensaba solamente que los hombres no quieren cambiar, pero cambian, solo hay que saber explicarles bien las razones, así me dice una de las mujeres en este grupo y ahora yo estoy logrando poco a poco que mi pareja entienda cada vez más la importancia de relacionarnos mejor y cuidarnos” (mujer participante del taller SSSR).