Inicio > Noticias > Las mujeres de Budondo en Uganda comienzan a formarse profesionalmente en pastelería
Jul
28
2022
Mujeres de los grupos de ahorro de Budondo participan en talleres de formación para la elaboración de dulces ugandeses
Las mujeres de Budondo en Uganda comienzan a formarse profesionalmente en pastelería
Delegación de Andalucía

Mujeres del condado de Budondo en Jinja han comenzado el segundo bloque de talleres de formación en habilidades técnico productivas. Durante cuatro meses, un total de 15 grupos de ahorro se van a formar en preparación de dulces ugandeses, como donuts o mandazis, un buñuelo al estilo ugandés. Esta actividad se realiza en el marco del proyecto “Promoción del desarrollo socioeconómico en contexto Covid-19 de las mujeres rurales en el distrito de Jinja, Uganda, Fase II” ejecutado por WIPE-Uganda en colaboración con Fundación Mujeres y financiado por el Ayuntamiento de Córdoba.

El grupo Tunonya Eidembe (en español, “Buscamos la paz”) ha recibido la visita de la técnica de la socia local, WIPE, que organiza la segunda sesión en pastelería. Coincidiendo con el día de reunión habitual del grupo, sus 30 miembras participan en una clase de cocina para aprender a hacer donuts. Afortunadamente, han podido sentarse bajo la sombra de un árbol, pues es primera hora de la tarde y el sol aún luce con su máximo esplendor.

Según nos cuenta Klementina, una de las primeras participantes en llegar, “mientras espero que lleguen mis compañeras me gusta imaginarme como va a ir la sesión de hoy. Tengo muchas ganas de aprender a preparar donuts. Aún no le he contado a mi hija que hoy venía a este taller; cuando lo descubra me va a pedir cada día que le prepare donuts para comer”. La sesión que se alarga un par de horas tiene muchas cosas que enseñar y aprender. Además, la formadora quiere que todas las mujeres puedan practicar con ella en al menos una de las fases de la preparación. De la sesión van a quedar decenas de donuts: algunos lse venden ese mismo día para conseguir más ahorros para el fondo común, otros van a desaparecer, pero huelen tan bien que sería imposible no comerse uno antes de despedirse. 

Este tipo de talleres normalmente registran una de las asistencias más altas, ya que para las mujeres participantes, reciben formación profesional lo que representa una oportunidad única: “Ahora mismo, con la subida de precios de la mayoría de productos y, sobre todo, del transporte, me está costando más que nunca llegar a final de mes. Después de las últimas sesiones en pastelería me planteo empezar un nuevo negocio de donuts. Aunque lo que más valoro por ahora es poder participar en estos talleres de forma gratuita. Mi situación económica me impide matricularme en ningún sitio, y además no leo muy bien, así que estos talleres prácticos me vienen fenomenal. Estoy muy agradecida.”, concluye Siyami, otra de las participantes, al finalizar la sesión.