Inicio > Noticias > La globalización y los nuevos modelos de empresa son los retos del mercado laboral en Galicia
Dic
12
2007
El Conselleiro de Traballo, Ricardo Varela, presentó en Santiago el libro "El mundo de trabajo en Galicia"
La globalización y los nuevos modelos de empresa son los retos del mercado laboral en Galicia
novas.xunta.es
El representante de la Xunta explicó que uno de los retos del mercado laboral deriva de la aparición y consolidación de nuevas formas de trabajo, cada vez más diversas. A su juicio, esta segmentación provoca una realidad menos compacta y uniforme, que obligación la articular y a conciliar toda una diversidad de intereses. Los cambios políticos, económicos y culturales descartaron muchas verdades inmutables del mundo del trabajo y cambiaron estrategias y estructuras, a través de continuos esfuerzos de imaginación y pragmatismo.

Ricardo Varela presentó en Santiago el libro "El mundo de trabajo en Galicia", documento que considera "necesario e oportuno" dado que el mundo laboral necesitaba un estudio en el que se recogiera su evolución en la Galicia actual.
Señaló que los cambios económicos, como los que provoca la globalización, desafían directamente a las empresas, a los trabajadores y a los gobiernos, ya que la extensión planetaria del mercado los somete a una concurrencia global, provocando su internacionalización. El desarrollo de los mercados financieros, la introducción masiva de las tecnologías de la información y de las telecomunicaciones, así como la mejora del transporte y de las infraestructuras facilitan la deslocalización y recolocación de los procesos productivos, comentó.

El consejero argumentó que otro de los retos del terreno laboral viene de la mano de los nuevos modelos de empresa. La irrupción de los procesos de restauración fue substituyéndolo la grande y única empresa por entidades más pequeñas, organizadas en red que, mediante el uso de las nuevas tecnologías, se adaptaron a los requerimientos del mercado, indicó Varela. Añadió que el cambio de modelo de empresa tiene importantes repercusións en la organización de la representación de la clase trabajadora.

Ricardo Varela aclaró que mientras la gran empresa favorecía la uniformación, los tratamientos normativos genéricos y los convenios generales, la nueva realidad empresarial favorece los tratamientos diversificados y múltiples instrumentos de regulación legal y convencional. Destacó que el tejido productivo y la nueva realidad laboral se revelan muy propicios para la proliferación de sindicatos autónomos, de oficio y de defensa de intereses específicos.

Nuevas formas de trabajo


El representante de la Xunta explicó que otro de los retos del mercado laboral deriva de la aparición y consolidación de nuevas formas de trabajo, cada vez más diversas. Consideró que el ámbito laboral actual es hoy más rico y tiene intereses “muy plurales”, ya que hay trabajadores la jornada completa y por tiempo indefinido, a tiempo parcial, autónomos o mismo contratados por empresas de trabajo temporal. A su juicio, esta segmentación provoca una realidad menos compacta y uniforme, que obligación la articular y a conciliar toda una diversidad de intereses.

Remarcó que la feminización de la mano de obra supuso un cambio social fundamental que, a pesar de realizarse en condiciones de desigualdad, exige una igualdad total, una equiparación en todos los ámbitos de la vida y una feminización de las organizaciones empresariales y sindicales.