Utilizamos cookies para optimizar nuestro sitio web y nuestro servicio. Leer más Aceptar

Inicio > Noticias > Tecnología y mujeres rurales se unen en el proyecto Innovando la acción social para la igualdad
Oct
15
2021
Nuevo proyecto que se enmarca en el Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social “2014ES05SFOP012”
Tecnología y mujeres rurales se unen en el proyecto Innovando la acción social para la igualdad
Fundación Mujeres
Ante las dificultades de partida de las mujeres de entornos rurales para su plena inclusión, Fundación Mujeres comienza a trabajar para desarrollar una herramienta tecnológica de apoyo, que verá la luz en 2023.

Fundación Mujeres, con la financiación del Fondo Social Europeo, a través del Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social, y el Ministerio de Trabajo y Economía Social inicia un proyecto que busca complementar los programas de empleo creando una aplicación móvil para reforzar el acompañamiento laboral y el emprendimiento. Actualmente se encuentra en su primera fase, realizando un análisis del contexto para poder dar respuesta y crear una herramienta que realmente sea útil para cubrir las necesidades existentes. 
 

La empleabilidad de las mujeres en el entorno rural sigue siendo una asignatura pendiente en nuestro país. El informe 02/2021 del Consejo Económico y Social señala que las mujeres rurales muestran en prácticamente todos los grupos de edad menores tasas de empleo y mayores tasas de paro que las mujeres del resto de áreas con un diferencial de género de 14 puntos porcentuales.
 

El empresariado (con y sin personas asalariadas) en el medio rural agrupa a un 35,5% de la población ocupada, de ésta tan solo el 24,2% son mujeres, mientras que la gran mayoría, el 75,8% son varones.

 
Las dificultades de transporte, la población envejecida y la falta de recursos profesionales para asumir las tareas de cuidado, que siguen recayendo mayoritariamente en las mujeres, hacen que ellas tengan que emigrar para conseguir oportunidades laborales o queden aisladas de la participación social y laboral. 

 
El refuerzo tecnológico en este momento cobra especial importancia ya que la crisis de la COVID-19 ha visibilizado las mayores dificultades preexistentes en el acceso a los servicios de proximidad de la población que reside en el medio rural. Además, el uso del teléfono móvil se ha reforzado como herramienta de comunicación y conexión con el entorno.