Utilizamos cookies para optimizar nuestro sitio web y nuestro servicio. Leer más Aceptar

Inicio > Noticias > Hoy entrevistamos a María Ángeles del Horno Martínez
Nov
05
2021
Conoce a María Ángeles del Horno Martínez, cuidadora no profesional
Hoy entrevistamos a María Ángeles del Horno Martínez
Fundación Mujeres
Desde Cuidadanas estamos visibilizando a las mujeres cuidadoras no profesionales, por ello, publicamos esta serie de entrevistas, para que nos cuenten su historia y puedan servir de inspiración a otras mujeres.

Desde Madrid, hemos contado con la colaboración de María Ángeles del Horno Martínez quien nos ha explicado su experiencia como cuidadora y su paso por el programa.

Cuéntanos por qué llegaste a Cuidadanas
 
Me hablaron de Cuidadanas en un taller que hice hice un día de “búsqueda de empleo”, Elena nos contó de que iba, y vi la luz. Me habia estado dejando de lado a mi misma, habia priorizado el cuidado de los demas y mi busqueda de empleo y cuando me hablaron de Cuidadanas descubri una oportunidad muy buena para aprender a cuidarme yo.
 
¿Qué te animó a venir?
 
Como te decía, en ese momento estaba de bajón y eso que suelo ser bastante positiva y resiliente, también porque tengo muchas cosas a mi favor, la familia que siempre me apoya y un techo... tengo lo básico y al final por tener esas necesidades básicas cubiertas, pues nunca me había encontrado en esa situación, hasta ese momento.
Me ayudó a reconocer mi situación y retomar el tema de los cuidados, dándome también la oportunidad de conocer mujeres en la situación de cuidados y de entablar relaciones humanas, que lo necesitaba mucho. Me obsesioné tanto con la búsqueda de empleo que fui dejando de lado a mis amistades.
 
¿Qué has cambiado en tu vida para situarte también en el centro de tu cuidado?

Retomar el contacto con las personas de mi alrededor, y establecer de  nuevo relaciones de calidad porque me sentía muy fuera, me sentía muy fuera, incluso conmigo misma. Empecé a creer en mi de nuevo y eso me hizo sentir  más fuerte.

De esta forma pude volver a ayudar, a mí me gusta ayudar, no solo por hacer sentir bien a la otra persona, sino por ayudarme a mí también. No solo se trata de recibir, sino de dar. 
 
¿Cuáles consideras tus logros más destacados?
 
He aprendido a conocerme mejor y a reflexionar más sobre mi misma, qué es lo que me gusta de mi, y qué quiero cambiar. He aprendido a conversar conmigo. Porque me conocía, pero no tanto.
Además me han ayudado mucho a aprender a ser constante y a lograr estar activa en los talleres, a comprometerme día a día. He tenido ganas de seguir aprendiendo  y mantenerme activa. Me sorprendió el seguir online las clases, y ahora, la verdad, es que sigo manteniendo muchas actividades así.
 
Hablemos de dificultades….¿Qué obstáculos te has encontrado en este camino?
 
Al principio lo digital, yo conocí el proyecto en la época de pandemia, así que tuve que aprender, yo lo intentaba y gracias a la ayuda me resulto finalmente fácil. 
También, el descubrir que no tenía la paciencia que creía, yo pensaba que era muy paciente y me di cuenta de que no, soy una persona muy nerviosa. Tenía una imagen de mí en parte equivoca, pesaba que me conocía mejor y eso me hacía sentir frustrada. Con el proyecto me he ido conociendo más. He conseguido identificar muchos de mis problemas emocionales con Cuidadanas, hasta entonces no me había planteado escucharme porque yo no estaba acostumbrada a ese tipo de actividades y talleres, pero poco a poco fui aprendiendo.
Y con todo esto se juntaba una frustración muy grande que tenía por no encontrar trabajo. En un momento se me acabaron los recursos y gracias a Cuidadanas he cambiado el enfoque de buscar el trabajo, o sea la perspectiva, me he permitido conocerme a mí, reflexionar sobre mis metas y objetivos y luego ya buscar las ofertas. Reciclarme día a día. 
 
Y ahora, ¿qué retos te has planteado?
 
El seguir, el no dejarme yo a mi misma, el cuidarme. Me gusta cuidar, y puedo seguir cuidando a los demás, pero seguir cuidándome yo, primero yo, darme prioridad y ser sincera conmigo misma. Más sincera y honesta. 
 
¿Qué le dirías a una mujer cuidadora, en una situación parecida a la que tú tenías?

Que se quiera y que se cuide. Más breve imposible. Que sea ella misma, siempre, en lo bueno y en lo malo, y que si se cae no pasa nada, porque tenemos derecho a caernos y a levantarnos y pedir ayuda si lo necesitamos, tenemos ese derecho a no ser perfectas y aprender.  

 
 
Desde Fundación Mujeres y Cuidadanas, queremos agradecer a María Ángeles del Horno Martínez, su colaboración y participación y animar a más mujeres como ella a seguir luchando por sus motivaciones personales, sociales y laborales para conseguir los logros que se propongan.
 
Si estás interesada en reconducir la tarea del cuidado que realizas para darte el espacio que necesitas y construirte como mujer y como mujer cuidadora puedes contactar con nosotras llamando al 915 912 420 o al correo cuidadanas@fundacionmujeres.net
 
Esta actividad está financiada por:
Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030