Inicio > Noticias > Empoderamiento y desarrollo del proceso emancipatorio de mujeres víctimas de violencia de género
Dic
12
2016
Fundación Mujeres desarrolla itinerarios de inserción socio-laboral dirigidos al colectivo de mujeres víctimas de violencia de género
Empoderamiento y desarrollo del proceso emancipatorio de mujeres víctimas de violencia de género
Fundación Mujeres
Fundación Mujeres está desarrollando una serie de itinerarios de inserción socio-laboral para las mujeres víctimas de violencia de género con el objetivo de su incorporación en el mundo laboral a través del empoderamiento individual.

Fundación Mujeres desarrolla itinerarios de inserción socio-laboral dirigidos al colectivo de mujeres víctimas de violencia de género con una metodología holística y global que permite un empoderamiento de las mismas con el objetivo de su inserción en el mercado laboral. Esta metodología está muy acorde con la legislación vigente en España sobre la materia, ya que la ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género incorpora como estrategia un modelo escalonado, donde desde fases asistenciales iniciales en el itinerario con mujeres víctimas de violencia de género, el modelo va orientándose hacia procesos emancipatorios que contribuyen a que las mujeres retomen su capacidad de decisión y reconstruyan su proyecto vital. En este sentido, el empleo, debe ser considerado como un factor igualdad real y el elemento central sobre el que se sustente la reconstrucción de dicha autonomía personal.

La diversidad de situaciones, circunstancias y los distintos niveles de partida en la que se encuentran las mujeres víctimas de violencia de género, hacen necesario que, el itinerario responda al desarrollo de una metodológica flexible y adaptable de forma que se configure como un itinerario personalizado de inserción socio-laboral.

El itinerario se sustenta sobre la consecución de unos objetivos claros que van conformando el mismo y a la vez orientado hacia el empleo y que comienza desarrollando competencias que favorezcan su empoderamiento y desarrollo del proceso emancipatorio, la construcción de un proyecto vital independiente, facilitar el conocimiento y optimización de los recursos existentes, aportar estrategias formativas y curriculares que favorezcan su empleabilidad así como acompañar hacia la consecución del empleo a través de la intermediación laboral, todo ello sin olvidar en ninguna de las fases del proceso la igualdad de oportunidades.

Estos objetivos orientados a la inserción laboral son el eje vertebrador de las distintas fases o áreas de trabajo dentro del itinerario.

Inicialmente y como punto de partida se sitúa el diagnóstico que permite realizar una valoración individual de cada participante con el objetivo de consensuar su itinerario de inserción personalizado y adaptado en cada momento del proceso. A partir del diagnóstico que, iniciará un itinerario a la carta y dependiendo del nivel de empleabilidad de la participante, la misma puede acceder a diferentes  áreas de trabajo; la preformación laboral que en formato de talleres permite la adquisición de habilidades básicas para favorecer la futura inserción laboral y social de las mujeres; la formación para el empleo que constituye el conjunto de acciones dirigidas a la adquisición de las competencias necesarias para desarrollar una profesión u oficio, las prácticas en entorno real de trabajo que prevé que las alumnas completen sus competencias a través de las prácticas a realizar en entornos reales de trabajo. La intermediación laboral en la que se incluyen actuaciones de prospección del tejido empresarial, gestión de procesos de selección, dinamización de la búsqueda activa de empleo de las beneficiarias y por último la promoción hacia el autoempleo que, constituyen acciones de sensibilización y formación en la creación de empresas, para aquellas beneficiarias que tengan competencias profesionales o accedan a itinerarios formativos en profesiones u oficios susceptibles de desarrollar una actividad por cuenta propia.

Todo ello y como  hilo conductor a través de la diferentes fases, las tutorías tanto grupales como individuales representan a lo largo de todo el itinerario, no solo la labor de motivación, si no la de evaluación y reajuste del mismo y también de coordinación entre diferentes áreas o etapas de los itinerarios las participantes. 

El proyecto WEGO! en ejecución gracias al apoyo financiero de la Unión Europea, permitirá compartir este trabajo con otras 14 organizaciones europeas procedentes de 7 países distintos, y establecer buenas prácticas y mejoras.