Inicio > Noticias > La Universidad de Oviedo suspende en paridad
Nov
19
2007
Las mujeres sólo copan el 13 por ciento de las cátedras, pese a ser el 55 por ciento del alumnado
La Universidad de Oviedo suspende en paridad
Lne.es
Las mujeres siguen estando poco representadas en los núcleos de poder de la Universidad de Oviedo. Así lo constata el informe «Mujeres en la Universidad pública 2007», que refleja que hasta ahora sólo han podido acceder al 13,2 por ciento de las cátedras de la institución académica, un porcentaje ligeramente inferior al de hace dos cursos, frente a un aplastante 86,8 por ciento de catedráticos.

Dicho con otras cifras: hay 25 catedráticas frente a 163 catedráticos. Y eso a pesar de que ellas representaron el pasado curso el 54,9 por ciento del alumnado, que son ya mayoría absoluta en carreras del ámbito de las Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas y Humanidades, y que sólo las ingenierías se les resisten. 

El estudio, elaborado por el Ministerio de Educación y Ciencia, revela, además, que esta brecha de sexos es ligeramente superior en la Universidad de Oviedo a la que se da en el conjunto de España, donde las mujeres ya suman el 60% de los titulados en las 48 universidades públicas y ocupan el 14% de las cátedras. Así, existe una mujer catedrática por cada 8,4 que son profesoras titulares, relación que se reduce a 2,3 si son varones, mientras que la media asturiana de mujeres titulares por catedrática asciende a 13,3. 

Por ramas de enseñanza, en el conjunto de España la mayor proporción de catedráticas se da en Humanidades (21 por ciento) y la menor en las Enseñanzas Técnicas (5,4 por ciento). Y sólo hay tres rectoras, porque se requiere la cátedra para poder ser elegida.

El problema es que en los primeros niveles del profesorado las diferencias entre los dos sexos no son muy acusadas -en la institución académica asturiana hay 334 mujeres titulares y 575 hombres-, pero conforme la categoría académica asciende, la presencia femenina tiende a diluirse. Es el caso de las cátedras y, sobre todo, el de los principales espacios de poder.

En toda España las mujeres en decanatos, dirección de escuelas politécnicas y técnicas superiores son sólo el 16,4%, el 19,3% en la dirección de departamentos y el 28,4 por ciento en la dirección de escuelas universitarias, una ratio en la que el Ministerio de Educación también suspende a la Universidad de Oviedo. Atendiendo al porcentaje de vicerrectoras, es del 12,5 por ciento, lo que no la sitúa entre las dieciséis universidades que respetan los criterios paritarios en la formación de sus equipos rectorales, con la Autónoma de Barcelona, la de La Laguna y la Complutense de Madrid al frente, con más vicerrectoras incluso que vicerrectores, sino entre la veintena que está «por debajo de la cuota mínima de representatividad de las mujeres», del veinte por ciento. De hecho, la institución académica asturiana ocupa el sexto lugar por la cola atendiendo a la representación femenina en vicerrectorados, un puesto compartido con la Universidad Pablo de Olavide y las de Huelva y Salamanca.

La presencia de las mujeres en vicerrectorados en el conjunto de las universidades públicas españolas se sitúa, en cambio, en el 28,9 por ciento (126 de 435), «ligeramente por encima del mínimo óptimo», concluye el informe, que explica que las designaciones de mujeres para estos cargos unipersonales «responden a la voluntad política académica de equilibrar la presencia de varones y mujeres».

La Universidad de Oviedo cuenta únicamente con una vicerrectora en ocho vicerrectorados (Isabel Viña, de Campus e Infraestructuras), tres decanas en doce facultades (Ciencias, Ciencias de la Educación y Filología) y tres directoras en las diez escuelas universitarias (Empresariales, Enfermería y Fisioterapia y Magisterio). La gerencia, el Consejo Social, el 88,6% de los departamentos y los principales institutos de investigación también están dirigidos por varones.