Aprobada por unanimidad la nueva ley contra la Violencia de género en Castilla la Mancha

Todos los grupos parlamentarios de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha aprueban  la Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género, que garantizará la protección y ayuda a las mujeres y menores victimas de violencia de género.

35 artículos componen esta ley que se agrupan en cinco títulos: Disposiciones generales, actuaciones a desarrollar en materia de prevención, medidas de protección y atención a las víctimas, actuaciones de investigación y evaluación y regulación de la responsabilidad institucional en situaciones de violencia.  Una Ley que recoge un mayor reconocimiento y amparo a todos los tipos de violencia  que sufren las mujeres, con una dotación presupuestaria para asignar ayudas a las víctimas de 4000 euros anuales, que aseguren que la perdida de la madre no suponga perjuicios económicos ni para los hij@s ni para las familias que los acogen.

Los hijos e hijas cuyas madres hayan fallecido por causa de la violencia de género se considerarán “huérfanos absolutos”, aunque el padre asesino siga con vida, lo que permitirá acceder a subvenciones y otros recursos, al tiempo que se les reconoce como víctimas de violencia machista. Se amplia el concepto de violencia machista. Se considerarán también, víctimas de violencia de género a las mujeres, que hayan perdido a sus hijos o hijas a manos de sus parejas o ex parejas. Se retirará la patria potestad de los menores automáticamente, al padre cuando la madre sea asesinada.  Y también, acceso preferente a la vivienda para los familiares que tengan la custodio de los menores y seguimiento psicológico

La nueva Ley de Castilla La Mancha considerará también, como violencia machista situaciones y comportamientos como la trata y la explotación de mujeres, la mutilación genital femenina y los matrimonios forzados. Igualmente, se reconoce como “violencia institucional” “las acciones u omisiones que realizan las autoridades y profesionales de organismos públicos que tengan como fin retardar, obstaculizar o impedir que las mujeres tengan acceso a las políticas públicas y ejerzan sus derechos para asegurarles una vida libre de violencia”.

Se subraya la importancia de la educación con la implantación de una asignatura troncal para prevenir la violencia de género, fomentar una educación afectivo sexual saludable y promover los valores igualitarios en la sociedad.

Desde el Fondo de Becas Soledad Cazorla aplaudimos esta ley y esperamos sea un motor para seguir avanzando en esta causa.

Esta noticia en los medios de comunicación: